Desafíos de la transformación cultural

por Stefanini

Actualmente, las empresas se están transformando pero no es un cambio sencillo, ya que viene desde el interior de la organización y esto no se da con políticas, se genera desde la mentalidad en todos los niveles. Mary Ballesta, Head de Digital e Innovación en Stefanini LATAM, nos da una visión macro de lo que es la transformación cultural y por qué las empresas se están viendo obligadas a cambiar. 

En los servicios tradicionales se tenía una visión de productos y servicios en las grandes empresas, pero hoy tenemos un consumidor que nos genera muchos puntos de partida porque está conectado y tenemos que atenderlo desde los diversos canales.

"En la transformación digital nunca había sido tan fácil y a la vez tan difícil hacer negocios."

Este hecho también representa mucha información y las empresas deben utilizar estos datos para hallar la entrada al mundo disruptivo e innovador que un mercado cambiante requiere. Las empresas deben enfrentarse al reto de cambiar el enfoque de productos/servicios y centrarse en el cliente para obtener los resultados necesarios para mantenerse en la industria. 

La transformación digital y cultural están vinculadas, ambas representan la capacidad de crear nuevas lógicas y repensar todo, los hace más competitivos, adaptables y valorados en este contexto. 

Lo que exige esta era de los negocios es tener ideas frescas, éstas van a crear un valor exponencial que permita tener un ecosistema que dé flexibilidad, debido al cambio de mentalidad y la estrategia, que se dará con la digitalización.

El ADN de las organizaciones 

La transformación cultural y digital revelan un nuevo ADN que requiere alinear los valores, la cultura y estrategia, por lo cual las personas deben estar en el centro de la organización, tanto los colaboradores como los clientes. Debe existir un equilibrio donde ambos mundos confluyan con congruencia y atendidos para la organización. 

Se debe trabajar con los colaboradores y buscar el cambio desde adentro hacia afuera, para tener una mentalidad abierta. La transformación debe ser integral e involucrar a la estructura del pensamiento, impactar el cambio del modelo de negocio y la vida de las personas que convergen en la organización. 

No se genera un cambio haciendo lo mismo, la transformación impacta en los agentes internos y externos, así se logra algo real y sostenible. Cada modificación en la empresa debe ser compatible en la cultura, en los valores y en el modelo de negocio. 

Comenzar con algo pequeño pero relevante para escalar todos estos cambios para que cada eslabón esté unido y fuerte para promover la competitividad y productividad, es uno de los principales consejos para alcanzar el éxito. 

Las 4 dimensiones de transformación

Al estar todo tan estrechamente relacionado, la transformación digital representa el desafío principal para las empresas porque se debe tener un compromiso para impulsar todos los cambios que se requieren en los diferentes niveles: 

1. Estrategia: debe tener una visión general, enfocada en la necesidad del cliente, orientada al ecosistema y plataforma de innovación digital. 

2. Cultura: se crea con valores congruentes, pensada en asumir los riesgos y afrontar los errores, que sea abierta a la experimentación y que promuevan la innovación. 

3. Organización: requiere claridad de roles y responsabilidades, potenciar el talento y un liderazgo que inspire, que combine lo tradicional con lo innovador.

4. Capacidades: debe ser flexible y autosuficientes para la adopción de las soluciones tecnológicas con procesos digitalizadas y automatizadas, además de que se tomen decisiones basadas en el análisis de datos.

Las condiciones de la transformación 

Los cambios tienen condicionantes porque deben tener una estrategia con objetivos claros, embajadores que respalden estas acciones, lo cual hará escalable esta transformación, y nuevas prácticas que ayuden a la creación de contextos que hagan posibles los cambios. 

Todos esos elementos se encuentran relacionados, de nada sirve tener una buena estrategia si no existe una cultura que le otorgue viabilidad, esto se ayuda por la agilidad, lo cual da una actitud de adaptación permanente, representa una cultura y un modelo de gestión diferente.

Para promover la agilidad se deben impulsar valores, prácticas, principios y resultados, por lo cual erróneamente se implementan primero estas prácticas pero no se trabaja de fondo en la organización, lo principal sería promover el cambio cultural para que estas prácticas sean sostenibles. 

Camino al cambio 

Cuando una empresa requiere virar el timón y trazar una nueva ruta, en este caso hacia la digitalización, debe seguir algunos pasos:

Analizar en qué punto se encuentra: esto no sólo se refiere a la adquisición e implementación de tecnología, deben ver todos los niveles:

• Transformación cultural, observa los procesos internos y cómo se integran con el futuro del negocio.

• Madurez digital, responde ¿cómo está mi participación como empresa e individuos en el ecosistema de innovación? Me estoy conectando con las soluciones disruptivas e innovadoras. 

• Cambio del mindset, ¿estoy trabajando en las competencias de mis colaboradores?

Realmente para obtener algo integral se debe generar un conocimiento profundo de la organización, asumiendo que es un mundo cambiante y la adaptación es la fórmula para conquistarlo.

 

Compartir:
Ver Más

Vamos a co-crear, solicite una propuesta de nuestros especialistas