Agilidad, transformación cultural y digital: no son lo mismo

por Stefanini

La agilidad, la transformación cultural y digital tienen una sincronía, pero no son lo mismo. Debemos comprender estas diferencias para poder plantear objetivos congruentes y alcanzables para poder tener un cambio verdadero al interior de las empresas.

La relación que existe entre los tres no quiere decir que siempre sean necesarias en la empresa y que si están haciendo alguna de ellas las otras dos vayan implícitas. Todo depende de las necesidades del negocio.

METODOLOGÍAS ÁGILES

Las metodologías ágiles son principios, valores y modelos mentales que las dotan de lo necesario para que se adapten a los requerimientos actuales y del futuro. Se adaptan la forma de trabajo a las condiciones del proyecto, consiguiendo el desarrollo flexible, autónomo y eficaz, con una reducción de los costos e incremento de la productividad.

No obstante, las resoluciones no son instantáneas, se puede agilizar el proceso cuando se utilizan ciclos cortos auto inducidos enfocados en cuestionamientos constantes, al tener entregas de forma pronta, la retroalimentación será más rápida para descartar o continuar con esa solución.

Al centrarse en los clientes, se da una gran ventaja para el desarrollo de soluciones ya que, desde esta perspectiva, la creación de nuevos productos o respuestas es más sencillo porque la resolución la da el usuario final.

TRANSFORMACIÓN CULTURAL

Toda organización tiene periodos de estabilidad y cambio, lo cual los lleva una transformación permanente. Durante mucho tiempo, las estructuras fueron rígidas y evitaban el cambio. Hoy es necesario tener una mentalidad acorde a las necesidades externas e internas.

Externas porque el mundo digital cambia a gran velocidad, por lo tanto, trastoca la forma de hacer negocios y se debe tener una gran gestión de cambio. Internamente, requieres del talento y las ideas de tus colaboradores, quienes esperan una empresa que responda también a sus necesidades.

Podríamos decir que la transformación cultural permite tener una nueva visión, visión que debe ser congruente con la alta dirección, los colaboradores y la visión de negocio.

TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Como mencionamos anteriormente, en las organizaciones la transformación es algo inevitable para permanecer en la industria. Con la digital nos referimos a la implementación de tecnología para hacer alguna transformación desde la forma de producir, gestionar, vender, ofrecer, etc. Recordemos que, en la era digital, lo que importa son las ideas que hacen que un producto o servicio se transforme.

Pero ¿Por qué no hay que confundirlas? Para tener una buena estrategia de negocio se debe saber qué lo que hacemos es suficiente para responder a las necesidades actuales y si no tenemos esta noción puede ser que sea incorrecto, insuficiente o, incluso, innecesario para nuestro sector.

Una empresa puede trabajar con metodologías ágiles y no tener una buena cultura organizacional, sólo verlo como un ejercicio de desarrollo, sin estar apegado a los principios del agilismo. Entonces, no están cambiando de forma de pensar y con el proceso de transformación cultural sí.

Por otro lado, la transformación digital y el cambio cultural están vinculadas, ambas representan la capacidad de crear nuevas lógicas y repensar todo, los hace más competitivos, adaptables y valorados en este contexto.

En la actualidad, lo que se exige a los negocios es tener ideas frescas, éstas van a crear un valor exponencial que permita tener un ecosistema que dé flexibilidad, debido al cambio de mentalidad y los objetivos estratégicos, que se dará con la digitalización.

Una transformación de este tipo es integral y abarca los valores, la visión de negocio, la claridad en los roles y las responsabilidades. Además, debe ser flexible y autosuficientes para la adopción de las soluciones tecnológicas con procesos digitalizados y automatizados.

Para definir en qué momento se encuentra la organización y comenzar con una gestión de cambio, no debe perder de foco estas tres preguntas:

  1. ¿Los procesos internos se integran con el futuro del negocio?
  2. ¿Estoy ofreciendo soluciones disruptivas e innovadoras?
  3. ¿Trabajo en las competencias de las personas de la organización?

Se debe tener un conocimiento profundo de la organización, asumiendo que es un mundo cambiante y la adaptación es la fórmula para conquistarlo.

Compartir:
Ver Más

Vamos a co-crear, solicite una propuesta de nuestros especialistas